Psicólogo Avilés

Un hombre se quejaba siempre de que su vida era un desastre y de que él no parecía ser capaz de tomar las riendas de su destino. Deseaba ser capaz de llevarse bien con la gente, administrar mejor su dinero, ignorar a quienes lo criticaban, buscar una buena esposa… En resumen, quería que su vida cambiase por completo.

Cansado de esta situación, decidió acudir a un terapeuta para que enderezase su vida.

– Señor psicólogo -le dijo-, llevo una vida bastante desastrosa. No me gusta cómo soy y cómo me comporto en muchas ocasiones. Quiero que usted cambie mi vida.

El terapeuta se levantó, salió de la consulta y volvió con un huevo de gallina. Lo puso sobre la mesa y miró a su paciente.

– ¿Qué ve usted aquí? – preguntó.

– Un huevo, por supuesto.

– ¿Qué pasaría si lo rompo?

– Pues que podría hacer un huevo frito o una tortilla.

– Ajá. ¿Y si hubiese un pollito creciendo en su interior? ¿Qué pasaría entonces si lo rompo?

– Lógicamente, el pollito se moriría y nunca nacería -dijo, extrañado, el hombre.

– Justamente. Si el huevo se rompe desde fuera, la vida se acaba. Sin embargo, si se rompe desde dentro, una nueva vida comienza. Usted me pide que yo cambie su vida, y nadie puede hacer eso. Tan solo usted, desde dentro, puede cambiar su vida y su forma de relacionarse con ella. Los grandes cambios, las cosas más importantes, empiezan siempre desde el interior.

Anuncios

Acerca de Maxi

Psicólogo General Sanitario. Consulta privada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s